Sobre diplomáticos cubanos “dignos” e “indignos”

Foto: Rusia Today

Decía Hannah Arendt en sus textos para The New Yorker, al finalizar su cobertura periodística al juicio a Adolf Eichmann, arquitecto de “la Solución Final” contra el pueblo hebreo, que “el mal” era esencialmente banal, estúpido, absurdamente burocratizado: su carácter “letal” llevaba implícita una naturaleza raigalmente mediocre. La universalidad de tal criterio parece ser aplicable al pequeño ejército de trolles que habitualmente escriben en la web de Cuba Posible.

En esta ocasión, con motivo de la publicación asociada al funcionario diplomático cubano destacado en Bogotá, Omar Rafael García Lazo, los “ciber-alabarderos” ideológicos han puesto sobre la mesa una aberrada falta de respeto contra nuestro personal diplomático: han quedado diseccionados, abruptamente, en “buenos” y “malos” a los ojos de un estúpido calumniador que se hace pasar por “defensor” de la Revolución cubana.

Abajo los comentarios:

Pedro Díaz dice: 07/02/2019 en 2:00 pm

El referido funcionario del Comité Central del Partido ( Omar Rafael García), es -además- funcionario de la Embajada de Cuba en Colombia. Y allí goza de todas las gratuidades y privilegios. Por supuesto que con ese nivel de vida puede atrincherarse para atacar a todo aquel que interfiera en su labor de “diplomacia”.

carlos dice: 10/02/2019 en 11:23 am

Totalmente de acuerdo con los criterios contra Cuba Posible, que para nada es un laboratorio de ideas, sino el instrumento ideologico y no como dice Veiga que no tiene ideologia, pero si en unos de sus ultimos articulos afirma sobre acciones a realizar en la sociedad. ¡Cuales son esas acciones ? no hay que ser adivino pues el discurso de cuba posible se identifica con el del gobierno actual norteamericano: Libertad, Democracia, Propiedad Privada, Suplantar la planificación central por el libre mercado ( muy bien argumentado por ese joven tan reaccionario. y econometrista – neoliberal como es Pavel Vidal, en asociación con sus padrinos de Harvard)

rafael dice: 10/02/2019 en 11:47 am

Así no solo piensa Omar, sino todo academico formado por la Revolución y que realmente quiere una nueva sociedad que no es precisamente la que proclama desde una aparente objetividad cientifica los academicos de cuba posible, formados pro lña revolución pero lamentablemente renegando de ella, piense solamente que hubiera sido de cada uno de ustedes sino hubiera triunfado la Revolución Cubana, de seguro los jovenes como el Pavel Vidal tendría la formación que actualmente le permite desbaratar “cientificamente” los mejores valores de la Revolución

Alejandro Barreto dice: 10/02/2019 en 12:28 pm

Completamente de acuerdo con Carlos y Rafael, a la contrarrevolución realmente-existente ningún espacio, solo el paredón. Apoyo total a Omar Rafael, quien forma parte de nuestros diplomáticos dignos, esos de la estela de Raúl Roa. No de esos otros ex-diplomáticos y diplomáticos nuestros en activo, que coquetean con el liberalismo, y juegan a “dialogar” con el enemigo imperialista. Cuba Posible, Veiga, Leinier, Alzugaray, López-Levy, Pavel Vidal, Julio Antonio Fernández, los Obispos católicos, y los nuevos ricos disfrazados de “emprendedores”, junto a otros, son los nombres de la nueva contrarrevolución en Cuba. De la que hay que cuidarse de verdad: tienen recursos intelectuales y materiales asignados por el enemigo para destruir a la Revolución. Ante todos ellos, el grito triunfante de ¡no pasarán!, los detendremos con el uso de las armas si fuese necesario.

Sobre los autores
Cuba Posible 185 Artículos escritos
Cuba Posible es un “Laboratorio de Ideas” que gestiona una relación dinámica entre personas e instituciones, cubanas y extranjeras, con experiencias y cosmovisiones diversas; en algunos casos muy identificadas con las aspiraciones martianas. Si...
1 COMENTARIO
  1. Pedro Monreal dice:

    Ojalá que lo dicho por el ente que se ha identificado como Alejandro Barreto simplemente se trate de un acto de coprofagia “por cuenta propia”. Si alguien de quienes han leído la bufonada que ha soltado conoce al ente Barreto, por favor, que le digan que “afine” bien con los “diplomáticos nuestros en activo” a los que ha tenido la ocurrencia de tildar de traidores. No vaya a ser que algunos de esos diplomáticos se sintiesen injuriados y se les pudiera ocurrir que a las cosas como al ente Barreto habría que detenerlas “con el uso de las armas si fuese necesario”. Lo digo porque veo que al ente Barreto le gusta hacer listicas y jugar con la candela.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

EditorialMedios en Cuba