Jesús Arboleya: “Con respecto a Trump, estamos ante un forcejeo cuyo resultado más probable sea un escenario bastante ecléctico”.

“Cambios tan trascendentes como el traspaso generacional de la dirección del país, previsto para dentro de pocos meses, deben influir en las lecturas que haga el gobierno norteamericano de la realidad cubana y en la determinación de sus políticas al respecto. Sin embargo, no creo que existan dudas respecto a la continuidad que tendrá el nuevo gobierno cubano y ello incluye la política hacia Estados Unidos. “