La internacionalización de los derechos humanos

internacionalización de los derechos humanos

Foto tomada de Internet

El proceso de internacionalización de los derechos humanos comienza su desarrollo con la creación del sistema de Naciones Unidas en 1945[1]. El tremendo impacto que significó la Segunda Guerra Mundial desde el punto de vista humano, hizo que la sociedad internacional llegara al consenso de la necesidad de que los temas de los derechos humanos no fuesen solo competencia de los Estados nacionales, sino que a nivel internacional existieran, también, mecanismos e instituciones encargadas de su protección.

Es importante destacar que la relación entre el ejercicio de la soberanía nacional, entendida esta como la capacidad de los Estados nacionales de decidir autónomamente sobre sus cuestiones internas y el desarrollo de instrumentos jurídicos internacionales[2] en materia de derechos humanos, está dada porque una vez que el Estado decide soberanamente ser parte de uno de estos instrumentos jurídicos internacionales, estos constituyen una limitación al ejercicio de la soberanía nacional, ya que el Estado en cuestión está obligado a actuar de acuerdo a lo que se dispone en dicho instrumento jurídico internacional. Por supuesto, siempre existe la posibilidad de denunciar[3] este instrumento y salirse de su marco regulatorio, pero en el tema de los derechos humanos esto siempre va a implicar algún costo político.

La Carta de las Naciones Unidas reconoce como uno de sus objetivos “…el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión.”[4]

Los principales instrumentos internacionales en materia de derechos humanos son aquellos que conforman la llamada “Carta Internacional de los Derechos Humanos”, estos son:

  • La Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 10 de diciembre de 1948. A pesar de ser un instrumento que no es jurídicamente vinculante para los Estados, es el documento más importante desde el punto de vista del derecho internacional de los derechos humanos.
  • El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966 y sus dos Protocolos Facultativos (el primero estableciendo el procedimiento para que las personas pudieran presentar reclamaciones ante el Comité de Derechos Humanos por violaciones de sus derechos y, el segundo, sobre la eliminación de la pena de muerte).
  • El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966 y su Protocolo Facultativo de 2008, que posibilita a cualquier persona o grupo que alegue violaciones a estos derechos y que haya agotado todas las vías jurídicas nacionales, presentar sus casos ante el Comité de este protocolo para su investigación[5] y [6].

Además de los instrumentos internacionales de los derechos humanos que conforman la Carta Internacional de los Derechos Humanos, existen otro grupo de tratados y protocolos muy importantes en esta materia, entre los que se encuentran:

  • Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, de 1965.
  • Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, de 1979.
  • Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, de 1984
  • Convención sobre los Derechos del Niño, de 1989[7].
  • Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares, de 1990.
  • Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas.
  • Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, de 2006.
  • Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, de 1999.
  • Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados, de 2000.
  • Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía, de 2000.
  • Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, de 2002.
  • Protocolo Facultativo de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, de 2006.

Existen muchos otros instrumentos internacionales que regulan materias relativas a los derechos humanos. Los más significativos, por su cantidad y lo que regulan, son las decisiones de la Organización Internacional del Trabajo relacionadas con los derechos de los trabajadores.

La mayoría de estos tratados establecen comités para evaluar periódicamente el cumplimiento por los Estados partes. Los mismos, a su vez, tienen la obligación de emitir reportes periódicos, donde dan cuenta de su actuar en la esfera específica del tratado en cuestión[8].

Además de los procedimientos específicos de cada uno de los tratados relacionados con los derechos humanos, en el sistema de Naciones Unidas se creó, desde el 2006, el Consejo de Derechos Humanos[9], que “es un órgano intergubernamental del sistema de las Naciones Unidas compuesto por 47 Estados, responsable de la promoción y protección de todos los derechos humanos en el mundo entero”[10]. Este Consejo sustituyó a la Comisión de Derechos Humanos, que desde 1947 se había encargado del tema, pero que fue objeto de innumerables críticas por el tratamiento parcializado y motivado por intereses políticos[11].

El principal mecanismo con que cuenta el Consejo de Derechos Humanos para darle seguimiento al estado de la cuestión en cada país es el Examen Periódico Universal (EPU), en el que periódicamente se examina el comportamiento de todos los Estados en esta materia. El EPU fue concebido en la Resolución de la Asamblea General que creó el Consejo de Derechos Humanos, con el objetivo de dar un trato homogéneo a todos los países cuando se evalúan las situaciones de derechos humanos[12].

El Consejo de Derechos Humanos también cuenta con los Procedimientos Especiales, que son mecanismos establecidos por la extinta Comisión de Derechos Humanos y asumidos por el Consejo, para tratar asuntos específicos por países o por cuestiones temáticas (tortura, alimentación, independencia de jueces y abogados, etc.). Hasta marzo de 2015 estaban en vigor 41 mandatos temáticos y 14 mandatos de país[13].

Como uno de los resultados de la Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos celebrada en Viena en 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas creó la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. El Alto Comisionado dirige los esfuerzos de las Naciones Unidas en esta importante materia, y apoya el trabajo del Consejo de Derechos Humanos y de los principales órganos creados, en virtud de tratados establecidos para supervisar que los Estados parte cumplan con los tratados internacionales.[14]

El desarrollo del derecho internacional de los derechos humanos no solo ha sido a nivel mundial. También a nivel regional se han creado mecanismos e instituciones de defensa de los derechos humanos. En Europa se aprobó, en 1950, el Convenio Europeo de Derechos Humanos, que ha sido modificado en varias ocasiones, el cual creó el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que tiene una larga jurisprudencia en materia de derechos humanos. En América se estableció el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, cuyos principales instrumentos jurídicos son la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y la Carta de la Organización de Estados Americanos, ambos de 1948; y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en vigor desde 1978. Asimismo, dentro de este sistema se cuenta con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Procesos similares han ocurrido en África y Asia con la firma de tratados regionales sobre los derechos humanos y la creación de instituciones para velar por el cumplimiento de estos.

En la evolución del proceso de internacionalización de los derechos humanos se han priorizado los derechos civiles y políticos sobre los socioeconómicos y culturales. Si bien hasta la desaparición de la URSS y del bloque socialista, existía un determinado equilibrio en el tratamiento de los derechos, debido a que los países socialistas le daban preponderancia a los derechos sociales, económicos y culturales y los países occidentales se “preocupaban” más por los derechos civiles políticos. Después de la desaparición de la URSS y del bloque socialista europeo, las potencias ganadoras de la Guerra Fría impusieron su agenda de los derechos humanos en casi todo el sistema internacional, en la que se favorecían los derechos civiles y políticos sobre los socioeconómicos y culturales. Esto no solo sucedía a nivel de organismos gubernamentales, sino que también a nivel de la sociedad civil transnacional diversas ONGs occidentales, con muchos recursos financieros y humanos, impusieron su visión sobre los derechos humanos. La respuesta a este proceso vino de los países del sur, que eran los generalmente acusados por violadores de los derechos humanos, entendidos estos principalmente como derechos civiles y políticos.

Los resultados de la búsqueda de este equilibrio son evidentes en los documentos finales de la Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos de 1993, en los que se reconoce la universalidad y la interdependencia de los derechos humanos. El conflicto entre diversas visiones sobre los derechos humanos hizo que la Comisión de Derechos Humanos se convirtiera en un órgano de tipo político, secuestrado por las contradicciones políticas entre diferentes países y dejó de preocuparse por casos muy graves de violaciones de derechos humanos que ocurrieron en los años 90 e inicio de los 2000, lo que llevó a la Comisión a un gran descrédito, que concluyó con su eliminación y a la creación del Consejo de Derechos Humanos.

A pesar del esfuerzo de la comunidad internacional y del sistema de Naciones Unidas no se ha logrado la eliminación de las violaciones masivas, flagrantes y continuadas de los derechos humanos en el mundo. Los conflictos armados en el Medio Oriente, la guerra civil en Siria, las acciones del llamado Estado Islámico, la continuidad por más de 60 años de  la violación de los derechos del pueblo palestino, unida a los conflictos internos en África, el auge de la violencia extrema en México y Centroamérica, donde los principales violadores son actores no estatales y los gobiernos no tienen la capacidad de detener esta escalada de violencia, a lo que se  suman políticas de Estado contra los derechos de los grupos menos favorecidos como las mujeres y los niños, el  aumento de la xenofobia y el racismo, hacen que el panorama de los derechos humanos no sea muy favorable en el mundo.

Por estas tristes y dolorosas razones es por lo que la lucha por los derechos humanos, tanto a nivel nacional como internacional, se convierte en uno de los paradigmas emancipatorios más importantes del siglo XXI, por el que siguen muriendo anónimamente muchas personas en el mundo.

[1] Anterior a esta fecha existieron procesos incipientes de internacionalización de los derechos humanos, tales como los desarrollados en el marco del Derecho Internacional Humanitario y dentro de la Sociedad de Naciones, con la aprobación de tratados específicos en temas como la esclavitud, los refugiados y la creación de la Organización Internacional del Trabajo en 1919.

[2] Se utiliza el concepto de instrumentos jurídicos internacionales como un genérico para hacer referencia a todos los tratados, pactos, convenciones o protocolos de carácter vinculante en el Derecho Internacional.

[3] La denuncia es el acto unilateral por el que un Estado decide dejar de ser parte de un instrumento jurídico internacional y por tanto ya no está “obligado” por el mismo. Casi todos los instrumentos jurídicos internacionales regulan la forma en que se puede realizar la denuncia y sus efectos.

[4] Artículo 1.3 Carta de las Naciones Unidas.

[5] Este Protocolo entró en vigor el 5 de mayo de 2013, después de ser ratificado por los 10 primeros Estados. Hasta la fecha tiene 22 Estados parte. (https://treaties.un.org/ (consultada el 6/02/2017).

[6]En el año 2008 Cuba firmó ambos pactos, pero hasta la fecha no se han ratificado los mismos. Sobre este tema se puede consultar el excelente artículo de Lester Delgado Sánchez, “Los pactos sobre derechos humanos: un paso en el camino.” Publicado en la Revista Temas, número 59/ julio-septiembre, 2009, páginas de la 65 a la 74.

[7] Esta convención es la más aceptada universalmente, solamente Estados Unidos de América no la ha ratificado.

[8] Existen nueve órganos (Comités o Subcomités) creados en virtud de tratados de derechos humanos que supervisan la aplicación de los principales tratados internacionales de derechos humanos, información obtenida de http://www.ohchr.org/SP/HRBodies/Pages/HumanRightsBodies.aspx (consultado el 06/02/2017)

[9] Resulta interesante e ilustrativo que en la votación en la Asamblea General donde se creó el Consejo de Derechos humanos solo votaron en contra  los Estados Unidos de América, Israel, Palaos y las Islas Marshall.

[10] Tomado de  http://www.ohchr.org/SP/HRBodies/HRC/Pages/HRCIndex.aspx (consultado el 06/02/2017)

[11] Sobre el tratamiento dado a Cuba por la Comisión de Derechos Humanos, se puede consultar el libro de Hugo Azcuy Henríquez, “Derechos Humanos: una aproximación a la Política”, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1997. Específicamente, los dos últimos capítulos, titulados: “Los derechos humanos en la política norteamericana y el caso cubano”  y “La crítica norteamericana al sistema cubano”.

[12] Tomado de  http://www.ohchr.org/SP/HRBodies/UPR/Pages/UPRMain.aspx (consultado el 06/02/2017)

[13] Información obtenida de http://www.ohchr.org/SP/HRBodies/SP/Pages/Welcomepage.aspx (consultado el 06/02/2017)

[14] Tomado de http://www.ohchr.org/SP/AboutUs/Pages/WhoWeAre.aspx(consultado el 06/02/2017)

Sobre los autores
Michel Fernández Pérez 20 Artículos escritos
(La Habana, 1977). Licenciado en Derecho, master en Relaciones Internacionales, asesor Jurídico y profesor asistente (adjunto). Autor de numerosos artículos sobre temas de derecho.
0 COMENTARIO

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

EditorialMedios en Cuba