Procedimientos nuevos para tiempos nuevos: hacia una Ley de Cine para Cuba


Desde hace ya varios años los creadores audiovisuales del país vienen gestionando una readecuación de las instituciones y de las normas jurídicas sobre la producción cinematográfica en Cuba. Todo ello, en busca de un empoderamiento que les facilite el desempeño efectivo de su responsabilidad con el desarrollo de la cultura cubana y el bienestar de nuestra sociedad, ya trasnacionalizada. La gestión de las soluciones en este ámbito ha provenido prioritariamente de los realizadores cubanos, quienes se han relacionado entre ellos bajo el formato asambleario. Esta realidad ha propiciado una dinámica que ha integrado, además, a las autoridades del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), del Ministerio de Cultura, y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).Otros ámbitos de la vida nacional requieren también de una “puesta al día” de leyes y mecanismos, y no faltan gestiones análogas. Sin embargo, es justo destacar que han sido los cineastas cubanos quienes han alcanzado una mayor madurez para generar esta manera novedosa de edificar procedimientos mejores para tiempos nuevos.Quizás sin habérselo propuesto –y sin una metodología previamente elaborada y consensuada- los cineastas junto a las autoridades correspondientes, están esbozando una manera diferente de concebir, construir y concretar las legislaciones del país, la institucionalidad nacional, las políticas públicas y el progreso social. Esta manera escogida por ellos, ha resultado un aporte sustancial a favor de la participación ciudadana y de la democracia social, así como de la construcción de metodologías cualitativamente socialistas.

No han faltado quienes -desde dentro y fuera de Cuba, desde dentro y fuera de la institucionalidad del país- han pretendido catalogar este proceso como inadecuado, confrontacional y hasta subversivo. Sin embargo, los actuales desafíos históricos muestran que, más bien, pudieran ser estos derroteros los que logren desarrollar un ejercicio efectivo del  Poder Popular.

El camino hacia la elaboración de una Ley de Cine para Cuba aún está inconcluso. Sobre las espaldas de los cineastas cubanos y de las autoridades culturales y políticas de la nación, recae la responsabilidad de seguir consolidando un proceso distinto, marcado por el diálogo y el respeto compartido, para así conseguir finalmente la debida Ley, y la institucionalización de los mecanismos necesarios para implementarla.
Por esta razón, hacemos públicas siete entrevistas a diversos actores protagónicos de este sendero positivo y edificante. Cada uno de ellos respondió por separado un mismo cuestionario. Los entrevistados son: la cineasta Rebeca Chávez; el escritor y guionista Arturo Arango; el documentalista Enrique Álvarez; el crítico cinematográfico Gustavo Arcos; la jurista Lilianne Rodríguez; el crítico cinematográfico Juan Antonio García Borrero; y el escritor y guionista Senel Paz.

Cuba Posible desea agradecer la disponibilidad de todos estos intelectuales a nuestro pedido de colaboración para este Dossier Especial.

Sobre los autores
Cuba Posible 188 Artículos escritos
Cuba Posible es un “Laboratorio de Ideas” que gestiona una relación dinámica entre personas e instituciones, cubanas y extranjeras, con experiencias y cosmovisiones diversas; en algunos casos muy identificadas con las aspiraciones martianas. Si...
0 COMENTARIO

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

EditorialMedios en Cuba